Make your own free website on Tripod.com

Nacido el dos de marzo de 1942 en la ciudad de Tae Gu, Corea, Kwang Jo Choi comenzó su entrenamiento en Artes Marciales a los doce años bajo la instrucción del Gran Maestro de Kempo Dong Ju Lee. Motivado por la necesidad de sobrevivir en las calles de Corea del Sur, que por esos tiempos se encontraba en guerra, y por un deseo innato de lograr la perfección, Kwang Jo Choi se convirtió rápidamente en uno de los mejores alumnos del Maestro Lee. Continuó entrenando a su lado hasta lograr el 4to Dan en el Arte del Kempo.

Fue en 1961 cuando Kwang Jo Choi comenzó su servicio en el Ejército Nacional de Corea, y fue allí donde comenzó su entrenamiento en Tae Kwon Do ( Arte Marcial Tradicional de origen Coreano ) bajo la instrucción del mismo fundador de este Arte Marcial, el General Choi Hong Hi y, un tiempo después, fue asignado como instructor en jefe de Defensa Personal de la división veinte de infantería del ejercito Coreano.

Al finalizar su servicio en 1964 continuó su entrenamiento del Tae Kwon Do junto al General Choi Hong Hi, quien por esos tiempos se encontraba formando la ITF ( International Tae Kwon Do Federation ) y hasta 1967 Kwang Jo Choi formó parte de un grupo especial conformado por seis instructores coreanos, con el objeto de difundir el Tae Kwon Do en el sudeste de Asia, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y eventualmente los Estados Unidos de América.

Habiendo logrado el 7mo Dan en Tae Kwon Do dentro de la ITF y motivado por su dedicación continua al avance de las Artes Marciales junto con su deseo de Auto-superación, Kwang Jo Choi comenzó a buscar caminos para mejorar las técnicas y los métodos de enseñanza de sus predecesores. Por algún tiempo él había sentido que muchas de las técnicas tradicionales eran demasiado "estilizadas" y rígidas para lograr ser efectivas en una situación de Defensa Personal. Descubrió que muchas de estas mismas técnicas podían realmente lastimar el cuerpo y con el pasar del tiempo ser determinantes para la salud y la vida. Paralelamente, el Gran Maestro Kwang Jo Choi vio que demasiada importancia estaba puesta en la competencia deportiva, el hecho de ganar un trofeo por sobre los ideales del desarrollo personal y humano de las personas.

Después de abandonar el Tae Kwon Do del Gral. Choi Hong Hi para desarrollar su propio estilo de Arte Marcial, el Gran Maestro Choi encontró que su cuerpo se encontraba seriamente lesionado debido a la practica continua de Artes Marciales Tradicionales, principalmente por las repetidas hiperextensiones articulares que las técnicas de dichas Artes Marciales requieren. Tras consultar con diferentes médicos y especialistas sin obtener una solución y cura para sus articulaciones, y ante la expectativa de tener que renunciar al entrenamiento de artes marciales, el Maestro Choi viajó a los Estados Unidos, con la esperanza de encontrar allí una solución. Al no obtener una respuesta favorable, comenzó a rehabilitarse por sus propios métodos de entrenamiento.

El tiempo que siguió a su renuncia a la ITF en 1978, el Gran Maestro Kwang Jo Choi comenzó una serie de investigaciones y estudio de diferentes ciencias como la biomecánica, la kinesiología, la física, la pedagogía, investigaciones que lo llevarían junto con su experiencia práctica a encabezar uno de los cambios más revolucionarios en la historia de las Artes Marciales: el desarrollo de toda una nueva forma de Arte Marcial, el Choi Kwang Do. Nombrado en honor a su fundador, el Choi Kwang Do fue oficialmente introducido el 2 de Marzo de 1987 en Atlanta, Georgia.

Son tres los conceptos básicos en los que el Gran Maestro Kwang Jo Choi fundó las bases de su nuevo arte:

1- Cada movimiento debe ser práctico y efectivo para la defensa personal.
2- Cada movimiento debe ser beneficioso para la salud y el bienestar del cuerpo.
3- Los movimientos deben ser naturales y fáciles de ejecutar correctamente.